pastoral sida pastoral sida pastoral sida

 

 

HACIA UN HOSPITAL HOSPITALARIO

HOSPITAL DE INFECCIOSAS

Francisco Javier MUÑIZ

 

Carta de Derechos y Obligaciones para Pacientes y Equipo deSalud

Una propuesta del Comité de Bioética del Hospital Muñiz para fortalecer la relación paciente-equipo de salud

Uspallata 2272- (1282) Buenos Aires, Argentina Tel: (+54-11) 4304-4655/2180 int.246

 

Introducción:

En los últimos tiempos se ha desdibujado de alguna manera el rol del Hospital público por fenómenos económicos, políticos, sociales y culturales.

Esto ha llevado a un detrimento en la relación equilibrada entre los pacientes y el equipo de salud.

El Hospital Muñiz tiene una actitud de servicio y apertura hacia la comunidad y esto se traduce en una especie de “contrato” entre la institución, el equipo de salud y los pacientes.

Este “contrato” se ha visto también debilitado en la actualidad, debido a múltiples factores, entre ellos al vertiginoso avance científico, que ha llevado en ocasiones a una “deshumanización” en la relación de ayuda diaria entre sus integrantes.

 Por otro lado ha contribuido la presencia de situaciones tensionantes entre equipo de salud y los pacientes que han tornado en ocasiones la convivencia y el día a día hospitalario difícil y hasta frustrante para ambas partes.

Ante esta situación y convencidos de que el mejor medio de superar estas dificultades es redefinir con mayor exactitud y fortalecer este contrato, los integrantes del comité de bioética del Hospital Muñiz han elaborado un documento, que se ha dado en llamar “Carta de Derechos y Obligaciones de los pacientes y el Equipo de Salud”

Esta carta fue elaborado con el objetivo principal de establecer reglas claras acerca de los derechos y deberes no solo de los pacientes , sino del equipo de salud en la atención integral del paciente.

Esto se logró luego de múltiples reuniones del Comité de Bioética y de discusión de cada aspecto en particular en asambleas con distintos sectores del  Hospital.

Por otro lado se ha implementado que cada paciente que ingrese al Hospital reciba información sobre cada una de las normas de esta carta y que en lo posible sea exhibido en todos los lugares del Hospital en donde pueda ser leído por pacientes y familiares sin restricción alguna.

La constancia de esta información es adjuntada a la Historia Clínica de cada paciente, de esta forma queda incluida como parte importante de la Historia Clínica y al alcance del equipo de salud.

El fin último y fundamental perseguido es lograr que estas normas sean vividas como válidas y eficaces contribuyendo a una mejor y más armónica convivencia entre pacientes y el equipo de salud, lo que derivará sin duda alguna en una práctica asistencial hospitalaria de mayor calidad.

Sabemos sin embargo, que han existido dificultades en la práctica. Una de las principales es la real asimilación y comprensión de los contenidos de la carta por parte del paciente. Éste en general lee la normativa sólo en el momento de ingreso al hospital de por si angustiante y traumático, siéndole más dificultosa su lectura posterior cuando su panorama, luego de pasado un cierto tiempo de internación, es a menudo más tranquilo y permite una mejor reflexión.

Es por ello que renovamos nuestro compromiso a través de la iniciativa de divulgar esta carta paciente por paciente a la cabecera misma de su cama.

Creemos por último que esta acción enriquecerá la relación equipo de salud – paciente, reforzando los principios bioéticos básicos de no dañar, promover el bien, distribuir con justicia los recursos sanitarios y respetar la toma de decisiones.

COMITÉ DE BIOETICA

septiembre de 2002

 

CARTA DE DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL HOSPITAL “FRANCISCO J. MUÑIZ”

a)     DERECHOS DE LOS PACIENTES:

1)     Derecho a un cuidado y trato considerado y respetuoso.

2)     Derecho a conocer e identificar con nombre completo a los miembros del equipo de salud tratante.

3)     Derecho a recibir del medico tratante toda la información necesaria, en términos comprensibles acordes al nivel de formación, a fin de otorgar el consentimiento informado antes de cualquier procedimiento diagnóstico y/o de tratamiento. Cuando médicamente no sea aconsejable, para evitar un mal mayor, se informará a quien tenga una representación suficiente.

4)     Derecho a aceptar o rechazar cualquier procedimiento diagnóstico y/o de tratamiento, una vez recibida la información en los términos del artículo anterior.

5)     Derecho a la confidencialidad de todos los datos médicos y personales que el paciente confíe al médico tratante y/o al equipo de salud o a la institución.

6)     Derecho a morir con dignidad; estableciendo en forma previa, libre, voluntaria y fehaciente la voluntad de no mantener artificialmente la vida a través de medios extraordinarios y desproporcionados, entendidos como aquellos que mantienen en forma precaria, penosa e injustificadamente costosa la vida en pacientes cuya muerte es inevitable y en corto lapso. A tal fin el Hospital auspiciará la creación de un equipo de cuidados paliativos.

7)     Derecho a la privacidad e intimidad durante el período de internación o consulta ambulatoria.

8)     Derecho a aceptar o rechazar protocolos de investigación humana: a participar en ateneos clínicos o a ser observado por estudiantes de ciencias de la salud de cualquier nivel.

9)     Derecho a conocer las normas y reglamentos que regulen la conducta como paciente, tanto en lo que respecta a sus derechos, como a sus obligaciones.

10)           Derecho a recibir asistencia religiosa de acuerdo al propio culto, y a rechazar cualquier imposición en esta materia.

 

b)     OBLIGACIONES DE LOS PACIENTES.

1)     Deber de colaboración en las indicaciones diagnósticas y terapéuticas, previamente consentidas.

2)     Deber de mantener conductas que permitan establecer pautas de tranquilidad y convivencia que aseguren un efectivo reposo en la Unidad de Internación.

3)     Deber de tratar en forma respetuosa y considerada a todos a los trabajadores/ras de salud.

4)     Deber de no dañar la infraestructura de la Unidad de Internación, como así tampoco las cosas muebles propiedad del Hospital y de la comunidad, que se utilicen durante la internación.

5)     Deber de mantener un trato respetuoso y solidario hacia los pacientes atendidos en el mismo hospital.

6)     Deber de respetar el reglamento interno de cada unidad de internación, en lo que respecta a las facultades de deambulación, horarios, permisos, etc.; siempre que del cumplimiento de dichos reglamentos no se afecte ningún derecho o garantía asegurados en el presente reglamento general.

7)     Deber de respetar el ordenamiento vigente realizado por la sección del servicio religioso pastoral del hospital. Para un debido conocimiento se adjunta

 

c)     DERECHOS DE LOS TRABAJADORES DEL EQUIPO DE SALUD

Teniendo presente el marco clínico en que se desarrolla la relación equipo de salud-paciente, y al mismo tiempo los intereses de toda la comunidad hospitalaria, y considerando también aquellos casos en que pudiesen afectarse intereses de terceros, se indican como derechos del equipo de salud, desde esa perspectiva:

1)     Derecho a solicitar la colaboración del paciente en las  indicaciones diagnósticas y terapéuticas previamente consentidas.

2)     Derecho a exigir el cumplimiento de conductas que aseguren un efectivo reposo en la Unidad de Internación.

3)     Derecho a recibir de los pacientes un trato respetuoso y considerado.

4)     Derecho a exigir el cumplimiento de los reglamentos internos de cada unidad de Internación, en lo que respecta a las facultades de deambulación, horarios, permisos, etc. Siempre que el cumplimiento de dichos reglamentos no se afecte ningún derecho o garantía asegurados en el presente reglamento general.

5)     Derecho a exigir que el Hospital cumpla todas aquellas normas vigentes que hagan y contribuyan a una relación equipo de salud-paciente, protegida y de calidad.

 

d)    DEBERES DE LOS TRABAJADORES DEL EQUIPO DE SALUD.

1)     Deber del equipo de salud de brindar a los pacientes un cuidado y trato respetuoso.

2)     Deber de identificarse al ser requerido por los pacientes y/o sus familiares.

3)     Deber de informar adecuadamente en lenguaje claro y simple y adaptado al nivel de formación, la naturaleza de los tratamientos, sus riesgos, beneficios y alternativas, si existiesen. En su caso esta información se brindará a quien tenga representación suficiente.

4)     Deber de respetar la decisión de los pacientes en cuanto al rechazo al tratamiento, una vez recibida la información en los términos del punto precedente, de acuerdo al art.4) del apartado v.1

5)     Deber de mantener el principio de confidencialidad respecto de todos los datos médicos y personales confiados por el paciente.

6)     Deber de respetar el derecho del paciente a morir con dignidad en los términos del punto sexto de los derechos de los pacientes.

7)     Deber de respetar la privacidad e intimidad en la medida en que las condiciones edilicias de la Institución lo permita.

8)     Deber de respetar la voluntad de los pacientes respecto a su negativa a someterse a protocolos de investigación humana y a cualquier otra actividad científica y académica sobre su persona.

9)     Deber de cumplir con los reglamentos y ordenamientos internos de los distintos sectores del Hospital.

Firma del Paciente o Representante Legal.

 

ANEXO A.

G.C.B.A.

Hospital de Infecciosas Francisco Muñiz

Servicio Religioso Pastoral.

            Recibí la Credencial que me autoriza a visitar pacientes en este Hospital en los horarios de visita: lunes a sábado de 14,00 a 16,00 hs. y domingos y feriados de 14,00 a 16,00 hs. Como representantes de nuestro Culto y/o Institución nos comprometemos a respetar y hacer respetar las indicaciones del personal sanitario y de seguridad de este Hospital.

1.      Solo ingresarán dos personas por culto. Mayores de 18 años. Presentadas por carta de su institución y autorizadas por el Hospital.

2.       Se usará barbijo para ingresar a todas las salas.

3.      El paciente tiene derecho a no recibir a los autorizados, si ese es su deseo.

4.      No se molestará a los pacientes que estén descansando o con familiares.

5.      Se respetará el sentimiento religioso de cada paciente y su intimidad (Hábitos, sexualidad, etc.).

6.      Solo podrá permanecer un grupo religioso en una misma sala.

7.      Las conversaciones y oraciones se harán en voz baja.

8.      Debido a la confidencialidad y reserva de identidad de los pacientes, no está permitido sacar fotos, filmar, ni anotar nombres y apellidos.

9.      Debido al estado de los pacientes, no se permitirá el ingreso a las terapias intensivas e intermedias (Salas 1, 2 y 3).

10.  Debido a la esfera de protección a los menores no se permite el ingreso a las salas de Pediatría (Salas 29 y 32).

11.  Está absolutamente prohibido sacar pacientes fuera de este hospital.

Firma:....................................................................................................

Aclaración:.............................................................................................

Culto:......................................................................................................

 

MENSAJE DEL CAPELLAN

Queridos hermanos y hermanas:

            Bienvenido a nuestro Hospital Muñiz. Bienvenido a pesar de tu dolor, de tu enfermedad, de tu soledad, de tus miedos, pero también de tu fe y esperanza.

            Bienvenido porque queremos tu bien y el de todos los que te rodearan durante estos días.

            El Hospital Muñiz es un mundo, un pequeño mundo formado por pacientes, familiares, personal médico, de enfermería, de psicología, de kinesiología, de laboratorio, de farmacia, de administración, de mantenimiento, de limpieza, de seguridad, de cocina, del servicio social, de voluntariado y de Capilla, de otros servicios y consultorios, y muchas otras personas más.

            Muchas veces habrás comprobado que no es fácil convivir, pero tampoco es imposible, por eso con el “Comité de Bioética” del Hospital elaboramos esta “Carta de Derechos y Obligaciones” que ahora te presentamos, para que desde estos principios podamos hacer más llevadero el dolor de tu enfermedad y convivir juntos, logrando el respeto mutuo entre pacientes, con los familiares y acompañantes, y con el personal del Hospital.

            Orando a Dios por tu salud y bien, imploro la bendición del Señor para vos, para quienes te acompañan y para quienes trabajan en este Hospital Muñiz para servirte en el dolor y la enfermedad: te saludo fraternalmente.

Presbítero Andrés Tello Cornejo

Capellán.

Jefe Servicio Pastoral

 

Comentario de la PASTORAL ECUMENICA VIH-SIDA

Amigo y amiga:

Si aceptas el compromiso de cumplir estas carta que contienen normas básicas de convivencia, tienes que saber que solamente lo puedes hacer si nace de un profundo respeto por tu propia persona. Solo cuando puedas considerar a todas aquellas personas que te acompañan en este Hospital desde esa perspectiva, la tarea de poner en práctica esta Carta  te será fácil y nunca se transformará en una carga pesada puesta sobre tus espaldas.

Tu presencia en este Hospital está, desde ahora en adelante integrado en una comunidad que tiene un proyecto que busca mejorar la calidad de vida tanto tuya como la  de todos y todas. Tu participación en la construcción de un lugar de respeto y amistad ha de ser un elemento importante e imprescindible para lograr todos los objetivos que aquí se proponen.

La aceptación de estas normas básicas de convivencia debe ser fuente de alegría porque nace de tu voluntad de respetarte para poder respetar a toda persona que te acompañe en este proceso de salud.

La presente carta contiene los elementos mínimos como para asegurarte que todo lo que hagas y te hagan nace de esta voluntad de respetar tu identidad, tu vocación y tu compromiso en la puesta en práctica de un proyecto de vida.

Solo aquellos que se sienten profundamente libres pueden asumir el cumplimiento de estos derechos y estos deberes con el gozo de estar ayudando en el caminar hacia una rápida reinserción social, un retorno pacífico a tu grupo humano de afectos y poder nuevamente vivir en forma independiente y autónoma.

Estas normas de convivencia no se te imponen como un objetivo en sí mismas sino como una herramienta que te ayude y ayude a todos los demás en obtener rápidamente y de la mejor manera las metas que cada uno se ha trazado al aceptar ingresar a este Hospital. El compromiso de limitar tu libertad nace de tu voluntad de respetar la liberta de todas las personas que forman aquí un equipo que busca superar esta crisis en tu vida.

No tengas miedo de que estas normas de convivencia ahoguen tu personalidad y tu identidad, sino que en la armonía y en la paz que ellas buscan alcanzar podrás encontrar un espacio donde seas valorado en tu mejor dimensión y en la mejor de todos los demás.

Que tu mente y corazón permanezcan abiertos para que puedas pedir ayuda y orientación cuando surjan las dificultades. Si te has equivocado en algún momento y no has podido poner en práctica estas normas no tengas vergüenza de pedir disculpas, y si es necesario llegar a pedir perdón.

Se en todo momento un signo de la dignidad de toda persona. Busca en todo momento la verdad porque solo la verdad te hará libre.

Ábrete a las necesidades y sufrimientos de aquellos que están a tu lado. Ellos y ellas también tienen sus temores, alegrías y sufrimientos. No te transformes en el dueño de la verdad ni quieras imponer tus criterios por la fuerza. Trata de explicarte y pedir explicaciones, escucha para que puedas ser escuchado, colabora para que colaboren contigo.

No te resignes nunca ante la injusticia o la falta de respeto, pero que tu acción y tus palabras reflejen siempre ese respeto  y ese sentido de justicia que quieres que todos tengan por ti.

No puede existir un grupo humano, ni se puede establecer una convivencia armónica si no existe un mínimo de orden. Que tu conducta, tus palabras y demandas tengan también en consideración las demandas de los demás. No seas nunca un obstáculo en el proyecto de vida de los demás ni en las relaciones de ayuda que te ofrecen. La alegría en medio de las pruebas nace cuando se reconoce y agradece la mano amiga que se  extiende para sostenerte en los momentos difíciles y oscuros.

Es necesario tener cuidado en no acusar a los demás de nuestras dificultades y fracasos. El espíritu de aquellos que se consideran perfectos y quieren imponer su punto de vista como si fuera el único camino posible destruye todo diálogo y hace imposible una relación de ayuda.

Es muy posible que estas normas básicas de convivencia indiquen solo lo esencial que permite una relación de ayuda en armonía. Ese es un riesgo que vale la pena correr porque un listado detallado de situaciones puede ocultar lo más importante: el respeto y el reconocimiento de la dignidad de toda persona.

Que tu compromiso en cumplir y hacer cumplir estas normas de vida facilite tu tarea cotidiana encontrando cada día un renovado compromiso en avanzar hacia un objetivo claro: la calidad de vida en justicia y verdad.

 

Pastor Lisandro Orlov

Pastoral Ecuménica VIH-SIDA

No me dejes pedir protección ante los peligros,

         Sino valor para afrontarlos.

No me dejes suplicar que se calme mi dolor,

         Sino que tenga animo para dominarlo.

No me dejes buscar aliados en el campo de batalla de la vida,

         Como no sea mi propia fuerza.

No me dejes anhelar la salvación lleno de miedo e inquietud,

         Sino desear la paciencia necesaria para conquistar mi libertad.

Concédeme no ser un cobarde,

           Experimentar tu misericordia sólo en mi éxito;

           Pero déjame sentir que tu mano me sostiene

 

Palabras de un Paciente

Antes que nada quiero contarte que yo soy alguien como vos, yo soy paciente de este hospital y que por lo tanto tengo un problema de salud que exige que me controle aquí mi estado de salud regularmente.

Lo que acabás de leer habla de los derechos y obligaciones que tenes a partir de que decidís que en este hospital te van ayudar a recuperar y mantener tu estado de salud más optimo.

Debes saber que todo lo que hagan en el hospital desde el primer medico, pasando por la enfermera y terminando por el administrativo, es para que tu salud mejore. "Ellos" están ahí solamente para eso y no por otra razón.-

Recorda también que los que te atienden son seres humanos igual que vos y por esa sola razón merecen respeto y buen trato, igual al que mereces vos por las mismas razones.-

Todos saben que si estas en ese lugar (el Hospital) es porque tenes un problema, y como es normal, desearías no estar, por lo tanto deben comprender que estés mal y que necesitas ayuda.-

Sabes que tienen que explicarte claramente cada acción que van a hacer con vos y es importante que sepas que podes no estar de acuerdo y reclamar otra terapia. Lo importante es que puedas dialogar con quien te atiende y así llegar al mejor tratamiento para vos.

Recorda que el hospital tiene ciertas reglas internas que hacen que todo funcione. Lo ideal es que las respetes así como también han de respetarlas los que trabajan ahí.-

En términos generales lo importante es el respeto mutuo, entre pacientes y profesionales, profesionales entre sí, y así cada relación que se entabla en el hospital llegara al mejor resultado posible. Lo repito, lo importante en definitiva es el respeto entre las personas, no importa quien tiene el guardapolvo puesto o quien esta recostado en la sala de internación, todos deben manejarse con respeto, es la base de cualquier relación.-

Lic. Mario Chamorro

Persona Viviendo con V.I.H.

Hacer de la interrupción

Un camino nuevo,

De la caída, un paso de danza

Del miedo, una escalera

Del sueño, un puente

De la búsqueda, un encuentro.

F. Pessoa.

VOLVER A LA SECCIÓN ANTERIOR