CICLO A. PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

Evangelio : Mateo 4, 1-11

Primera lectura: Génesis 2: 15-17, 3: 1-7
Salmo responsorial: 32
Segunda lectura: Romanos 5: 12-19


PRIMER DOMINGO DE CUARESMA
EVANGELIO Mateo 4, 1-11

En aquel tiempo Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio. Después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, sintió hambre. Y el tentador, acercándose, le dijo: “Si tú eres hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes”. Jesús le respondió: “Esta escrito:  El ser humano no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Luego el demonio llevó a Jesús a la Ciudad santa y lo puso en la parte más alta del Templo, diciéndole: “Si tú eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito :  Dios dará ordenes a sus ángeles, y ellos te llevarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra”. Jesús le respondió: “También está escrito: No tentarás al Señor, tu Dios”.

El demonio lo llevó luego a una montaña muy alta ; desde allí le hizo ver todos los reinos del mundo con todo su esplendor, y le dijo : “Te daré todo esto, si te postras para adorarme”. Jesús le respondió : “Retírate, Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor, tu Dios, y a él solo rendirás culto”.

Entonces el demonio lo dejo, y unos ángeles se acercaron para servirlo. 

El Evangelio del Señor.


¿TU TAMBIÉN QUIERES EL PODER?

El tema principal del este Evangelio es el uso que le damos al poder. Toda la cuestión de género es también en definitiva una cuestión de la distribución y la atribución del poder. En el contexto de la epidemia del vih-sida también se ha manifestado con mucha fuerza el tema del poder. Los médicos con relación a sus pacientes. Las organizaciones de la sociedad civil con aquellos que pretenden servir. Las organizaciones de personas que viven con vih-sida y  las feroces luchas internas y entre agrupaciones por el poder

El poder, en este relato se manifiesta en tres formas muy concretas: riqueza, honores y  dominio. Pero queda una lección sumamente clara y contraria a las afirmaciones que muchas veces hace la iglesia con relación al origen del poder y los votos de obediencia. El poder no procede de Dios sino de su adversario. Dios que es el Señor de los Señores ejerce su poder en el servicio y en el dar la vida por las más débiles de la comunidad en clara oposición a la forma en que se ejerce el poder en muchas relaciones humanas.

Este relato evangélico en estrecha relación con el relato del bautismo nos coloca en un plano muy específico para entender nuestra tarea al comprometernos en la promoción de la dignidad de las personas que viven con vih-sida. Bautismo y tentación van juntas. El bautismo significa una oposición de estilo de vida y valores que nos enfrentan con otros modelos sumamente tentadores y llenos de prestigio, a los ojos del mundo contemporáneo. La opción que significa el bautismo, en tanto fidelidad al mensaje de Jesús, necesariamente encontrará oposición y tentaciones para abaratar esa opción. Las tentaciones de relativizar aquello que tendría que ser un claro absoluto. Las consideraciones de tener en cuenta las opiniones de los  poderosos antes que las de los débiles. El subordinar los tiempos de los oprimidos a los tiempos de los opresores. Todas estas son tentaciones cotidianas que buscan quitarle fuerza a nuestro bautismo y transformarlo en un estilo de vida light, para nada heroico. El bautismo cristiano significa rupturas y significa alianzas. En nosotros y nosotras está el llenar esos casilleros de contenido.

CONVERTIR LAS PIEDRAS EN PAN...

«Si tu eres hijo de Dios, di que las piedras estas se conviertan en panes».

Aquellos que trabajamos en el  contexto de la epidemia del vih-sida también estamos sometidos cada día a esta tentación. Utilizar los recursos que hemos recibido en beneficio propio para llenar nuestro estómago o nuestros bolsillos o nuestra autoestima,  perdiendo de vista el hambre de justicia y solidaridad de tantos hermanos y hermanas.

TRANSFORMAR A DIOS EN UN MAGO

«Si tú eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito :  Dios dará ordenes a sus ángeles, y ellos te llevarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra”.

Los milagros están de moda. A un lado y otro de las ofertas religiosas implantadas en América Latina la promoción del milagro ha  venido a sustituir un análisis racional de la realidad. Los milagros son funcionales al sistema porque evitan preguntarse por las responsabilidades de situaciones de exclusión y miseria y la respuesta está fuera de nuestras manos y decisiones. Se presenta una imagen de Dios totalmente arbitraria. Un dios espectáculo que en forma caprichosa cambia las reglas de juego, un dios al cual solamente le interesa asombrarnos en una interpretación providencialista literal e irresponsable. Para dejar de sufrir tenemos que ver, pensar,  y actuar. El Dios de la historia ha puesto la historia en nuestras manos y nos acompaña en la transformación de esa historia para que cada día se parezca un poco más al Reino.

GLOBALIZACION TE DARE

«Te daré todo esto, si te postras para adorarme».

Lutero afirma que cumpliendo el primer mandamiento se cumplen todos los mandamientos. Aquí el enemigo de Dios y  de los seres humanos nos vuelve a tentar como en los orígenes. El mercado, la competencia, la eficacia, se han transformado en nuevos dioses, en nuevos ídolos. La globalización también nos promete todo este poder sobre el mundo si la adoramos. Nos promete dominación y explotación para nuestro beneficio. A este proyecto de globalización Jesús propone el camino del servicio en solidaridad, trayendo lo que fue colocado en los márgenes de la historia al centro. El proyecto de Dios sustituye las ideas de dominio y poder con el de justicia y cooperación. Ese es el reinado del Señor de Señores. El poder y la gloria del mundo pertenecen al adversario de Dios.

En este pasaje del Evangelio nos enfrentamos con una gran disyuntiva:  por un lado la convicción de ser instrumentos dóciles en las manos de Dios para construir su Reino y por el otro la tentación de utilizar el poder y el prestigio en esa construcción. Y muchas veces esos medios que significan recursos económicos y grandes inversiones se transforman en objetivos en si mismo, es decir, en ídolos que impiden la acción de Dios. La única forma que tenemos en ser instrumentos de salvación es ponernos al servicio de nuestro prójimo rechazando la tentación de manipular o usar a los demás.

Jesús en todo este diálogo con el adversario hace una lectura asombrosa del libro de Deuteronomio. Todos esos textos nunca fueron utilizados pensando en el Mesías sino en una acción de todo el pueblo, un pueblo que se hace Mesías de toda la humanidad, en una perspectiva universal, despojada de la tentación de dominación para ser una acción de un pueblo mesias que se encarna en las situaciones de crisis, de opresión para encontrar juntos a todos los pueblos, personas y grupos los caminos que llevan, a través de la entrega generosa y aún la entrega de la propia vida, para hacer visible el otro mundo que queremos aquí y ahora.

Para la revisión de vida

Este tiempo de Cuaresma es un tiempo de preparación para iniciar algo grande e importante. Es un tiempo de expectativas que queremos emplear en la construcción de una renovada propuesta, con la plena convicción de que otro mundo es siempre posible a pesar de todas las tentaciones de la globalización. ¿cuáles son aquí y ahora esas tentaciones?

Para la reunión de grupo

Las situaciones de marginación y de exclusión en la que viven muchas personas que viven con vih y sida, tienen explicación y la solución pasa por el milagro de actuar juntos en la construcción de un mundo con otros modelos y paradigmas: si nos unimos en el ver (diagnóstico pensado) y planificamos una respuesta posible seguramente podremos unirnos también en una acción que ponga fin a tanto sufrimiento y muerte. El que muchos hermanos y hermanas que viven con vih-sida no tengan acceso a una calidad de vida digna tiene una explicación que demanda una acción de todos y todas.

Para la oración de los fieles

  • Para que la Iglesia confíe siempre y por encima de todo en la Palabra de Dios, el Cristo encarnado,  y en su fuerza liberadora. Roguemos al Señor...
  • Para que hagamos caso a las voces que nos llaman a buscar una sociedad más justa y un ser humano más fraterno. Roguemos...
  • Para que nos reafirmemos cada día en nuestra fe en un Dios de vida y de servicio. Roguemos...
  • Para que, frente al individualismo y el egoísmo, nosotros pongamos el valor de la solidaridad entre las personas. Roguemos...
  • Para que seamos conscientes de que Dios está siempre a nuestro lado, aunque a veces no lo parezca, en la tentación y en las dificultades. Roguemos...
  • Para que la Eucaristía que celebra nuestra comunidad nos anime a ser más consecuentes con nuestra fe y nuestra esperanza. Roguemos...

Oración comunitaria

Dios nuestro y del universo,  que sabes que nuestra vida humana está sometida a tantos influjos, presiones, tentaciones, repulsiones… pero también a tantos estímulos, inspiraciones y buenos ejemplos; te pedimos que la atracción y el influjo del proyecto de Jesús de Nazaret sea mucho más fuerte en nuestra vida que la tentación y la fuerza del mal, y que su ejemplo y vida nos ayude a seguirle por el camino del amor y del bien. Te lo pedimos por Jesús, hijo tuyo y hermano nuestro. Amén.

Señor, tú que animas nuestra fe, consolidas nuestra esperanza y fortaleces nuestro amor, haz que apostemos siempre por el bien, la justicia y la paz, de modo que tu Reino crezca siempre, superando toda tentación de construir este mundo y esta sociedad sin contar contigo en nuestra vida. Te lo pedimos por Jesús, hijo tuyo y hermano nuestro. Amén.

Pastor Lisandro Orlov. Domingo 13 de Febrero de 2005